¡Colócame!

El grupo de Signal and Information Processing for Sensing Systems ha descubierto una nueva técnica analítica que se puede usar para medir los cannabinoides en plantas y tabaco.

Trabajando con la Universidad de Córdoba, el grupo de Santiago Marco abordó las limitaciones de las técnicas analíticas actuales utilizadas para determinar los cannabinoides en las plantas Cannabis sativa L., que en su mayoría se basan en la cromatografía – que implica la separación de los componentes de un fluido.

Read more…

La gran mayoría de las variedades modernas de cáñamo industrial se caracterizan por un bajo contenido de Δ9-tetrahydrocannabinol (Δ9-THC), el principal cannabinoide psicoactivo, y tienen cannabidiol (CBD), un isómero no psicoactivo de Δ9-THC, como su cannabinoide predominante. Dependiendo de la proporción de estos dos isómeros, el cáñamo se caracteriza como planta fibrosa o como droga. Además, en las últimas décadas, se han seleccionado variedades de Cannabis medicinal con diferentes quimiotipos, y algunos de estos quimiotipos se caracterizan por tener diferentes cannabinoides – como el cannabigerol (CBG), la cannabidivarina (CBDV) y la Δ9-tetrahidrocannabivarina (Δ9-THCV). En este contexto, es importante identificar y cuantificar los diferentes canabinoides que podrían estar presentes en una muestra para determinar si el cáñamo es del tipo fibra o del tipo droga.

Sabiendo que la espectrometría de desorción térmica y movilidad iónica (TD-IMS), que puede identificar moléculas ionizadas en la fase gaseosa, podría ser una alternativa más rápida para obtener “huellas digitales” espectrales de los compuestos químicos a partir de extractos de plantas, así como de residuos en la piel después de la manipulación, los investigadores describen cómo combinaron la TD-IMS con una estrategia para la reducción de datos y el reconocimiento de patrones conocido como análisis de componentes principales: análisis discriminante lineal (PCA-LDA).

Su artículo, publicado en Sensors and Actuators, describe sus hallazgos de que las señales dadas por los extractos y residuos de plantas podrían asignarse a los cannabinoides y quimiotipos claramente distinguibles. También se estudió la posibilidad de respuestas falsas positivas al analizar otras plantas y tabaco que no son cannabis.

“El equipo es portátil y el tiempo de análisis es muy corto, por lo que TD-IMS y PCA-LDA juntos podrían ser útiles para la discriminación de las variedades de cannabis y la detección de marihuana ilegal en lugar de la quimiotaxemia”, dice Santiago.

El grupo también publicó recientemente los resultados de su estudio sobre el aceite de naranja, en la que invitaron a voluntarios del IBEC a participar el año pasado ( Sensors 2018, 18 (6), 1922). El artículo presenta una nueva estrategia para el control de calidad de los aceites esenciales de naranja amarga sin métodos subjetivos.

Artículo referenciado: M. del Mar Contreras, N. Jurado-Campos, C. Sánchez-Carnerero Callado, N. Arroyo-Manzanares, L. Fernández, S. Casano, S. Marco, L. Arce, & C. Ferreiro-Vera (2018). Thermal desorption–ion mobility spectrometry: A rapid sensor for the detection of cannabinoids and discrimination of Cannabis sativa L. chemotypes. Sensors and Actuators B: Chemical, 273, 1413-1424