El IBEC consigue una segunda acreditación Severo Ochoa a la Excelencia

El Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) es uno de los seis centros en España premiados con la acreditación del programa de Excelencia Severo Ochoa. En esta convocatoria es el único centro que recibe la acreditación por segunda vez.

Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades publicó ayer los resultados de las entidades premiadas con la acreditación a la Excelencia Severo Ochoa, que identifica y promueve a centros y unidades públicas de investigación en España que destacan como referentes internacionales en su campo de especialización.

La selección, llevada a cabo por un comité científico internacional compuesto por un centenar de jueces, distingue a un número exclusivo de centros por sus resultados científicos y programas estratégicos.

Read more…

Josep Samitier, director del IBEC, expresa su agradecimiento por la acreditación y destaca: «La obtención por segunda vez de la acreditación Severo Ochoa nos satisface enormemente porque reconoce el liderazgo y excelencia de las actividades del IBEC tanto en investigación como en traslación de los resultados obtenidos a la sociedad». Y añade: «El avance que la bioingeniería ha experimentado en el siglo XXI permite afrontar retos de nuevos diagnósticos y terapias en enfermedades sin solución adecuada que permiten a los clínicos desarrollar una medicina más personalizada, precisa y eficiente. Esta acreditación Severo Ochoa nos servirá para reforzar la competitividad de nuestro instituto en nuestras tres áreas estratégicas: Bioingeniería para medicina del futuro, Bioingeniería para terapias regenerativas y Bioingeniería para el envejecimiento activo».

La obtención de este distintivo, que tiene una validez de 4 años, implica la financiación con cuatro millones de euros, así como el fortalecimiento de las capacidades de investigación, una mayor visibilidad, más posibilidades de obtener mecenazgo y el aumento de la tasa de éxito en otros programas de financiación competitiva, entre otros beneficios.

«El liderazgo tanto a nivel nacional como internacional se ha conseguido con recursos muy modestos en comparación con los que disponen centros de investigación internacionales con los que colaboramos, desigualdad que hasta la fecha hemos suplido con talento -mucho-, y esfuerzo -mucho más. Si queremos que en el futuro nuestra salud y la de nuestros hijos sea mejor, y que las mejores prestaciones estén disponibles para todos, sin restricciones, tenemos que reforzar la inversión en los centros de investigación», añade Josep Samitier.

Los otros cinco centros que han recibido la acreditación en esta ronda del 2018 han sido: el Centro Internacional de Métodos Numéricos en la Ingeniería (CIMNE), el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), Donostia International Physics Center (DIPC), el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGLOBAL) y el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA). Excepto el IBEC, todos ellos logran la distinción Severo Ochoa por primera vez.

El IBEC lleva a cabo investigación interdisciplinaria de excelencia en la frontera de la ingeniería y las ciencias de la vida con el fin de generar nuevo conocimiento integrando campos como la nanomedicina, la biofísica, la biotecnología la ingeniería de tejidos y las aplicaciones de tecnología de la información en el ámbito de la salud.

Esta es la octava edición de premios Severo Ochoa. Con esta acreditación el IBEC es reconocido como uno de los centros de investigación más importantes de España, junto con otras 29 organizaciones en el país.