El IBEC lidera tres nuevos proyectos europeos

La bioingeniería es una disciplina clave para la medicina del futuro y Europa lo sabe. Prueba de ello es que la Unión Europea (UE) ha concedido en los últimos meses la coordinación de tres nuevos proyectos europeos al Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) para que siga combinando medicina, ciencia y tecnología y contribuya así a mejorar la salud de las personas.

El primero es el proyecto BRIGHTER, que está liderado por la Profesora e investigadora principal del grupo ‘Sistemas biomiméticos para la ingeniería celular’ del IBEC Elena Martínez. La UE ha apoyado esta iniciativa en que los socios del consorcio internacional desarrollarán una nueva técnica de bioimpresión 3D de alta resolución capaz de fabricar cultivos celulares tridimensionales que en un futuro podrían ser útiles para producir órganos artificiales.

Read more…

La segunda iniciativa es el proyecto BLOC, que lideran el investigador ICREA Javier Ramón y la investigadora postdoctoral Irene Marco, ambos del grupo ‘Biosensores para la bioingeniería’. La UE apoya el proyecto que se propone el diseño de una nueva tecnología capaz de hacer un seguimiento de enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2 y de evaluar la respuesta a determinados fármacos.

Por último, a través del proyecto nAngioDerm, IBEC y sus socios internacionales impulsarán el desarrollo de nuevas técnicas para la autorregeneración de la piel. Con esta iniciativa, capitaneada por la investigadora y Profesora Elisabeth Engel, que lidera el grupo ‘Biomateriales para terapias regenerativas’ del IBEC, se espera encontrar la manera de regenerar el tejido de heridas crónicas y quemaduras cutáneas mediante el uso de nanopartículas.

Estos proyectos se extenderán hasta el año 2022, si bien durante este tiempo el IBEC seguirá coordinando otras iniciativas europeas que ya hace tiempo que están en marcha: Mechanocontrol, Theracat, NANOpheles, SPM2.0, RGS@Home e Hysplant.

Por ejemple, dentro el proyecto Mechanocontrol liderado por el investigador principal del IBEC Pere Roca-Cusachs, los científicos del grupo de ‘Mecanobiología celular y Molecular’ del IBEC y del resto de socios internacionales están destinando sus esfuerzos a entender la mecánica celular, desde a escala molecular hasta a nivel de organismo, para desarrollar nuevas terapias también contra el cáncer y otras enfermedades.

Theracat busca formar una nueva generación de investigadores en catálisis bio-ortogonal para el tratamiento del cáncer, mientras que NANOpheles se centra en el diseño de nanovectores poliméricos para el suministro de agentes antipalúdicos y el proyecto SPM2.0. promociona la formación de expertos en microscopía avanzada.

Por su parte, el proyecto RGS@Home busca desarrollar una nueva versión del Sistema de Juegos de Rehabilitación (RGS, por sus siglas en inglés), una técnica de neurorrehabilitación por la que pacientes que han sufrido un ictus juegan a juegos virtuales para ayudar a la recuperación motora y cognitiva. Por último, Hysplant tiene como objetivo desarrollar un nuevo método de imagen capaz de identificar los embriones con un mayor potencial de implantación, lo que es un paso crítico en el ciclo de la fertilización in-vitro (FIV), ya que una de cada siete pares en Europa tiene problemas de fertilidad.

Actualmente, el IBEC cuenta con más de 300 investigadores, ocho de los cuales pertenecen a la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), considerada la élite de la investigación en Cataluña. Entre los logros conseguidos en los últimos años por los expertos del Instituto figuran la creación de bioimplantes enriquecidos con células madre o la generación de miniriñones vascularizados que han permitido identificar fármacos para combatir la expansión de la Covid-19.