El IBEC participa en un proyecto europeo con el objetivo de acelerar la investigación clínica para la discapacidad visual

 

Nuria Montserrat y su equipo en el IBEC participan en un consorcio internacional que tiene como objetivo desarrollar un dispositivo para acelerar la investigación clínica de enfermedades oculares, a partir de ojos humanos de donantes.

Read more…

 

La discapacidad visual afecta a más de 250 millones de personas en todo el mundo, y treinta y seis millones de personas son ciegas. La degeneración de la retina a menudo es incurable y el envejecimiento de la población en todo el mundo es un desafío social y económico importante.

Debido a las limitaciones tecnológicas actuales, los ojos solo pueden mantenerse a 4ºC durante un período de 48 horas antes de una degradación irreversible. Esto limita en gran medida su uso para la experimentación, particularmente para probar la efectividad de nuevos medicamentos y tratamientos.

Ahora, un consorcio interdisciplinar compuesto por siete centros de investigación internacionales trabajará para encontrar nuevas soluciones en el marco del Proyecto Europeo ECaBOX. El proyecto ha sido premiado con 3,5 millones de euros por el programa de investigación “Future and Emerging Technologies Open research FET-Open” de la Unión Europea, que financia tecnologías radicalmente nuevas.

El proyecto ECaBOX será coordinado por Pia Cosma en el CRG en colaboración con otros dos centros de investigación catalanes: Ricardo Casaroli de la Universitat de Barcelona y Nuria Montserrat, profesora de investigación ICREA y líder de grupo del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC). Otros colaboradores internacionales incluyen King’s College London (KCL) en el Reino Unido, la Asociación para el Avance de la Ingeniería de Tejidos y Tecnologías y Terapias Basadas en Células (A4TEC) en Portugal, AFERETICA en Italia y la Universidad de BarIlan (BIU) en Israel.

 El Proyecto ECaBOX y el dispositivo 

Si bien los avances en organoides humanos (modelos celulares que simulan la complejidad de tales órganos en la placa de cultivo) están imitando con éxito la función del ojo, todavía presentan limitaciones al encapsular la complejidad fisiológica del ojo, como sus sistemas inmunológico, vascular y metabólico. 

El nuevo método desarrollado dentro del proyecto ECaBOX evitará estas limitaciones reviviendo los ojos y manteniéndolos sanos durante al menos un mes, ayudando a los investigadores a evaluar la eficacia, eficiencia y seguridad de las nuevas terapias regenerativas y las pruebas de fármacos. Usar ojos resucitados también puede eludir varias restricciones éticas de las pruebas preclínicas con animales, así como la experimentación con humanos. 

El dispositivo, denominado ECaBox, será una caja cúbica transparente que imita las condiciones del ojo humano vivo, manteniendo la temperatura del ojo y los niveles de pH mientras evita los coágulos de sangre y elimina los desechos metabólicos y las toxinas. Se espera que se construya un prototipo temprano del dispositivo a fines de 2023.