El nuevo investigador principal del IBEC: Vito Conte

vitoconteMuchos conoceréis a Vito Conte, después de haber pasado más de cuatro años en el grupo de Integración celular y dinámica de tejidos lidaerado por Xavier Trepat, primero como un post-doctorando y más tarde como miembro Juan de la Cierva. Vito ahora tiene una beca Ramón y Cajal y es el investigador principal del grupo Mecánica del desarrollo y la enfermedad, cuya intención es desarrollar nuevas herramientas biofísicas para cuantificar la mecánica de las células y tejidos en entornos 3D.

«Con una gran experiencia en el estudio de cómo la mecánica de las células y tejidos determinan la estructura y función durante mi tiempo como post-doctorando, quiero continuar explorando los mecanismos físicos del desarrollo y de la enfermedad en los organismos biológicos», dice Vito, quien completó su doctorado en ingeniería biomecánica en el Kings College de Londres en el grupo del Prof. Marcos Miodownik, ahora director del Instituto de Fabricación en la UCL. «Para hacer esto, mi grupo va a desarrollar nuevas herramientas para llevar a cabo mediciones mecánicas in vivo y in vitro , con las que vamos a integrar en modelos 2D y 3D de los organismos biológicos estudiados.»

Read more…

Los modelos in silico de Vito tendrán geometrías realistas y las propiedades del material, tales como la anisotropía, la heterogeneidad, la poroelasticidad, y la viscoelasticidad no lineal. Estos modelos permitirán al grupo realizar análisis biomecánicos predictivos de organismos mediante el estudio de las condiciones necesarias para su desarrollo normal – y, por otro lado, para el desarrollo de una posible enfermedad – en ambientes muy similares a las condiciones reales.

«Nuestras investigaciones actuales se centran en la mecánica de la progresión del cáncer», explica Vito. «Existe una creciente evidencia de que la progresión del cáncer altera las propiedades mecánicas de las células y los tejidos afectados. Sin embargo, no sabemos si estas alteraciones se alimentan de nuevo en la progresión del cáncer; si lo hacen, pueden representar una forma de obstaculizar o detener la enfermedad biomecánicamente.» Al revelar la interacción entre la mecánica y los tumores malignos de los tejidos, el grupo identificará nuevos marcadores biomecánicas o mecanismos físicos de la progresión del cáncer que podrían servir para prevenir y tratar la enfermedad clínicamente – por ejemplo, la rigidez de los tejidos tumorales en comparación con la suavidad de las células cancerosas.

Otra área de interés para Vito y su grupo es la interacción entre los mecanismos de acción de los antibióticos y la resistencia bacteriana, lo que podría dar lugar a terapias dirigidas a disminuir la resistencia bacteriana a los medicamentos conocidos, así como ayudar en el diseño de nuevos fármacos. «El creciente consenso es que algunos medicamentos antibióticos matan a las bacterias a través de reacciones bioquímicas que posiblemente podrían implicar procesos mecánicos, tales como la generación de fuerzas en la envoltura celular bacteriana», dice Vito. «A medida que las bacterias han evolucionado de forma selectiva la resistencia a los antibióticos a través de mecanismos cada vez más sofisticados, estos procesos pueden en última instancia implicar un cambio de las propiedades mecánicas de estos microorganismos procariotas, ofreciendo así un camino potencial para disminuir la resistencia del organismo o aumentar la eficiencia de drogas.»

Vito ya está trabajando con el grupo de Lorenzo Albertazzi, otro investigador principal recién incorporado al IBEC, en este proyecto, pero está dispuesto a entablar colaboraciones con otros grupos en el instituto y en otros lugares, así como con los médicos y los socios de la industria. «Estoy muy feliz de compartir mi experiencia en la cuantificación biomecánica de los fenómenos biológicos», dice. «Para la cuantificación de datos que necesitamos, así que es un buen lugar para empezar!»

Por ahora, Vito se está concentrando en la construcción de su grupo y en instalarse en su nueva posición. «Cuando eres un brote surgido de de un árbol tan grande como Xavier Trepat, es un reto acabar con tus propias raíces», dice. «Estoy encantado de tener esta fantástica oportunidad de comenzar mi propio grupo de investigación independiente en el IBEC, tanto para hacer mi propia contribución a su reputación científica, sino también para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece para llevar a cabo un trabajo multidisciplinario, construir colaboraciones fuertes y desarrollar los resultados de la investigación básica en productos que beneficien a la sociedad».