MySpine: una columna virtual para un problema real

Un proyecto financiado por la UE busca mejorar el tratamiento y el diagnóstico de las enfermedades de la columna

El dolor lumbar no es sólo desagradable y debilitante para el 25% de la población que lo sufre en algún momento de su vida, sino que también tiene un efecto pernicioso en la sociedad y la economía. El problema cuesta a la UE 7.000 € por habitante al año, y es una de las causas más habituales de bajas laborales de larga duración.

Read more…

MySpine, o ‘Simulación de diagnóstico funcional de tratamientos de columna específicos para cada paciente’ es un nuevo proyecto de investigación financiado por la UE que tiene como objetivo abordar las limitaciones actuales en el tratamiento y diagnóstico de problemas de espalda como la enfermedad degenerativa discal. Coordinado por el Instituto de Bioingeniería de Catalunya (IBEC) en Barcelona, MySpine busca desarrollar una ‘columna virtual’ para guiar a los médicos en tomar las decisiones correctas sobre cómo tratar varias patologías de columna usando datos específicos de los pacientes.

“El sistema tendrá en cuenta varios factores específicos del paciente, obtenidos de datos de imagen (escaneados MRI y CT) y de los niveles de actividad del individuo,” dice el coordinador Damien Lacroix, líder del grupo de Biomecánica y Mecanobiología del IBEC, quien preparó el proyecto junto con el postdoc Jérôme Noailly. “Por ejemplo, las geometrías de columna, las propiedades tisulares y el historial de carga – todo ello muy diferente en cada persona – serán las piedras angulares de nuestro sistema predictivo, que incorporará un enfoque ingeniero racional.”

El objetivo principal de MySpine será la creación de una plataforma informática que pueda usarse en el ámbito médico. Esta interfaz, junto con la ‘base de datos’ de la espina lumbar hecha a medida del paciente, permitirá a los médicos ver los efectos en los tejidos a corto o largo plazo para explorar los posibles resultados de la degeneración discal basados en el paciente específico.

“Los resultados permitirán recomendar bien la sustitución discal, no hacer nada, u otro tratamiento basado en una valoración segura de los riesgos y beneficios de cada solución al problema simulado,” explica Damien, que este año fue elegido presidente de la European Society of Biomechanics y recibió el premio Jean Leray de la European Society for Biomaterials en septiembre. “Aporta un fundamento de ingeniería al proceso de toma de decisiones en el centro médico.”

MySpine, que también cuenta con grupos de Holanda, Austria, Francia, España y Hungría, comenzará en marzo de 2011 y recibe financiación como STREP (proyecto de investigación específica a pequeña o media escala) dentro del FP7.